Skip to content

Los tratamientos estéticos también favorecen al turismo

El turismo en la Argentina es un sector que, a pesar de las dificultades económicas y un contexto desfavorable, sigue en pie, e incluso creciendo. A mediados del año pasado, la venta de pasajes dentro del territorio, incluyendo avión y micros, lograron un incremento del 20 por ciento.

El flujo de visitantes desde el exterior aumentó un 20 por ciento, en cambio los viajes al exterior disminuyeron un 35 por ciento. Es decir, que el país se volvió accesible -gracias a la disminución del precio del dólar- para los turistas extranjeros y a la vez más caro para los argentinos que desean salir del territorio.

La “ventaja” que supone la diferencia entre los valores de los billetes no solo favorece al turismo tradicional, es decir viajes, hoteles, excursiones; sino también otras actividades que no están íntimamente relacionadas, como por ejemplo, el rubro de la salud, el cuidado del cuerpo y la estética.

En efecto, este particular rubro ha registrado un enorme incremento gracias no sólo a la diferencia económicas, sino a otras razones que han posicionado a nuestro país como referente en la materia. Afortunadamente, el buen momento no solo es para beneficio de un profesional o un centro de estética en forma particular o aislada, sino que es todo el sistema de salud en sí, el que goza un prestigio y fama mundial.

En este sentido, si bien es importante el factor económico es apenas unas de las razones que suelen mencionar los pacientes. La altísima calidad de los servicios es seguramente la razón principal de esta elección.

Por un lado, los profesionales locales son reconocidos en el mundo por su formación y calidez humana. La Universidad de Buenos Aires y específicamente la carrera de medicina son sin duda, considerados autoridades en lo concerniente a la formación y los conocimientos académicos.

Asimismo, los diversos programas de atención, muchos ellos gratuitos o accesibles, otorgan a los médicos, enfermeras y personal de la salud un reconocimiento y respeto adicional.

En la misma línea se sabe que en la Argentina la actualización y las tecnologías son moneda corriente en el sector.

Desde equipos de diagnóstico que incorporan las últimas novedades que permiten entregar informes cada vez más rápidos; pasando por avances de prácticas estéticas menos invasivas, como el láser co2 fraccionado o infiltraciones de ácido hialurónico, hasta llegar a complejos tratamientos de internación o el acceso de remedios y drogas, todo forma parte de un área que se reconoce con los máximos estándares mundiales.

Por todo esto, no es extraño que existan empresas relacionadas con el turismo, de todos los tamaños, que aprovechen esta tendencia e interés de los turistas para ofrecer paquetes de viaje, que incluyan entre sus propuestas tratamientos estéticos, odontológicos y procedimientos de salud. Fundamentalmente aquellos que requieren poco tiempo de recuperación o postoperatorio.

De acuerdo a la Cámara Argentina de Turismo Médico, este interés abarca a todas las provincias argentinas, aunque la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la más elegida, seguida por Córdoba y Rosario.

Asimismo, entre las intervenciones más solicitadas se encuentran los chequeos médicos generales, la fertilización asistida, los tratamientos con células madre, las cirugías estéticas e implantes dentales.

Comments are closed.