Skip to content

¿Renovar o reparar los equipos de su hotel? Ése es el dilema

Hay momentos en la vida de un hotel en el cual es necesario renovarse, pero no siempre es fácil saber reconocer cuál es ese momento, y cómo realizar la renovación, sobre todo cuando hablamos de tecnología. Supongamos que un equipo viejo, quizás, situado en un área común del hotel, se descompone: ¿conviene más llamar a un técnico PC o tal vez decidirse por comprar un equipo nuevo?

Bien, entendemos que la mayoría de los hoteles ya no cuentan con equipos vetustos, es decir, que tengan más de siete u ocho años, con lo cual la reparación puede ser la alternativa más razonable en estos casos, no solo desde lo práctico, sino también para su presupuesto. En la actualidad las reparaciones poseen garantías bastante extendidas, que dan cuenta de su eficacia.

Pero, así y todo, es posible que la tentación de renovar siga presente, como una idea que no se despeja del todo. Si  su presupuesto se lo permite, adelante, pero si sus cuentas no son todo lo holgadas que deberían ser, entonces comience a considerar la posibilidad de contratar algún tipo de servicio técnico MAC o PC, dependiendo de los equipos con los que cuente.

Recuerde que la peor acción, en estos casos, es no tomar ninguna, y comenzar a acostumbrarse a la ausencia de un equipo que hasta hace poco funcionaba correctamente. ¿La vida sigue? Desde luego que sí, pero la calidad en las prestaciones de su hotel puede deteriorarse con mucha facilidad si continúa con esa filosofía de trabajo.

Para renovar, busque el asesoramiento de profesionales. Hay empresas excelentes que pueden evaluar el estado general de todos sus equipos y darle un diagnóstico más preciso respecto de cuál es la decisión más acertada, si renovar o reparar. En ambos casos, esa decisión debe tomarse con responsabilidad, y eso solo puede hacerse cuando se está bien informado sobre los pros y contras.

Mencionamos todo esto debido a que muchos hoteles han bajado enormemente el nivel de prestaciones que brindaban al cliente, en términos de calidad, bajo la excusa de que todo el mundo actualmente cuenta con un teléfono celular y conexión a la web. Esto es verdad, rigurosamente, como también lo es que muchos clientes acaso prefieren conectarse a una PC para efectuar diferentes tareas. Privarlo de esa posibilidad es una pésima decisión estratégica.

Pocas cosas son tan enojosas para el huésped que tener que dirigirse a otras dependencias para realizar algo tan sencillo como una impresión. Que un hotel no pueda dar este tipo de servicio es lamentable, se mire desde donde se lo mire, y de ahí que resulte tan importante que sus equipos funcionen a la perfección cada vez que se los necesite.

Por todo eso, asesórese, busque precios, evalúe las alternativas que tiene a su disposición, y luego resuelva algo. Renovar o reparar sus equipos son opciones, usted sabrá cuál es la más adecuada, pero recuerde, lo peor que puede hacer en este contexto es no hacer nada.

Comments are closed.